MJ Rodriguez | El sueño de Isabel
16087
post-template-default,single,single-post,postid-16087,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

El sueño de Isabel

El sueño de Isabel

El sueño de Isabel

-¿Tú tienes sueños, María José? Sueños que te animen, que te motiven cada día…

Sí, los tengo –respondo asombrada ante su duda-.

-¿Sabes…? Yo también los tenía, y los he tenido que cambiar.

Quien que me formula esta pregunta se llama Isabel. No sólo se trata de la primera persona que comienza una entrevista sin que sea yo la que lance la primera piedra… Es, sobre todo, la madre de Álvaro y Blanca, mellizos. Tienen 16 años.

“Blanca nació 5 minutos antes que su hermano. Fue un parto complicado, nacieron prematuros, y cuando por fin alcanzaron el peso que necesitaban para salir de la incubadora, nos fuimos a casa”.

Me he decantado por Isabel para escribir la cuarta entrada del blog, entre otros muchos motivos, por lo que imagino que también os llega a través de esta lectura: la fuerza de sus palabras, la comunicación sin ambages.

“Yo sabía que Álvaro tenía algo. Nadie me hacía caso. Al final lo llevé a un centro de discapacidad, lo evaluaron y me dieron la razón. A día de hoy mi hijo padece una discapacidad del 81%”.

Sincera y directa, Isabel me comenta que ella antes no veía la sencillez del día a día, de la vida. “Todos queremos hijos guapos y perfectos”. Sin embargo, ahora, que su hijo con hipotonía sea capaz de comer solo es, sencillamente, maravilloso: “Las limitaciones de Álvaro tapan muchas cualidades, como su amor incondicional, su lucha o su mirada sincera”.

-Háblame de Blanca, ¿cómo está, qué relación tiene con su hermano?

-¡Blanca adora a Álvaro!

Para Isabel, sus mellizos han traído a su vida el extremo más literal: Álvaro comprende pero no tiene lenguaje. Blanca, por su parte, es Campeona Nacional de Debate (equipo BBVA).

También toca la batería, practica taekwondo y se divierte con el running.

-¿Y él? –le pregunto-.

Todo lo relacionado con los niños con discapacidad cuesta mucho dinero. Por eso lucho cada día para que el ocio de Álvaro sea más accesible.

Seguimos hablando de sueños… Esta vez, de uno que se ha hecho realidad: ICUE, el Club Deportivo Adaptado. Ella es la presidenta de este espacio del que ya forman parte casi 50 familias.

“Queremos que la discapacidad no sea un impedimento para disfrutar del tiempo libre”. Aquí sus hijos realizan actividades de natación adaptada, musicoterapia, juegos, pintura y todo tipo de deportes.

“Blanca salía del instituto y disfrutaba de sus actividades extraescolares. Mi hijo no”. Por eso montaron el club en el año 2013.

Se trata, además, de la primera escuela de verano adaptada municipal de Cartagena. A Isabel y a otras madres las conocí precisamente allí, en la piscina del ‘Colegio Miralmonte’.

“Tenemos un convenio con este colegio y la inclusión con otros niños es normalizada. Fueron los únicos que nos abrieron las puertas y ahora tanto Álvaro como el resto de menores desarrollan su autoestima en estas instalaciones”.

Me despido de Isabel, me confiesa que es feliz. Y que su hijo le ha enseñado a ponerse del lado del más débil.

“Son mis palabras, aunque podrían ser las de cualquier madre o padre de este Centro Deportivo Adaptado”.

De familias, al fin y al cabo, que han cumplido su sueño.

*Si deseas ponerte en contacto con ICUE puedes hacerlo en rodriguezlopez.mj@gmail.com o el 618 65 61 96

1Comentario
  • Isabel
    Publicado a las 21:52h, 23 julio Responder

    Maria José, gracias por dar voz a quien no la tiene. Gracias por tu exquisitez en trasmitir, narrar y contar lo que sale de mi alma.
    Gracias por preocuparte y querer mostrar .
    Como te dije, no creo en la casualidad sino en la Causalidad. Nada es por azar y el que te cruces en la vida de quien no tiene voz es un privilegio.
    Ahora siiii, toca tus sueños, disfrútalos es mi deseo para ti.

Deja un comentario