MJ Rodriguez | “Salvé la vida de mi nueva familia”
16389
post-template-default,single,single-post,postid-16389,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

“Salvé la vida de mi nueva familia”

“Salvé la vida de mi nueva familia”

El 21 de febrero conocí a Antonio Tenza, Policía Nacional que se mostraba roto por la situación que acababa de vivir.

Había sido operado y se dirigía a rehabilitación cuando en la carretera presenció un fatídico accidente. Dos vehículos habían colisionado a la altura de Orihuela y él los socorrió.

En una furgoneta viajaban dos chicos jóvenes fuera de peligro aunque con dolor.

En el turismo la situación era bastante distinta. Viajaba un matrimonio joven, el conductor había fallecido y la copiloto estaba inconsciente. Fue a ayudarla cuando vio que su brazo quebrado intentaba sostener algo en la parte trasera: había un bebé.

Actuando con frialdad a pesar de la dura situación, los estabilizó hasta que llegó un médico y el resto de los servicios sanitarios.

Antonio se formó en Ávila donde le enseñaron las nociones básicas de los primeros auxilios. Gracias a su rápida intervención y a las reanimaciones cardio-pulmonares que llevó a cabo, la mujer y el bebé sobrevivieron.

El resto de la historia la conozco porque Antonio y servidora hemos seguido en contacto, no como policía y periodista, sino como personas.

En este tiempo he sabido de él que antes de formar parte del cuerpo fue camarero, pintor o taxista. Que jugaba al fútbol sala en Abanilla hasta que un mal giro le fracturó las rodillas. Fue operado en 8 ocasiones y cuando por fin se recuperó con 26 años dejó su pueblo y su día a día para marcharse a la academia de Ávila y formarse como Policía Nacional.

Actualmente y desde hace 12 años está dedicado a la Brigada de Extranjería y Fronteras aunque fue ese trágico accidente, en el que él iba de paisano, lo que hizo que yo conociese de su profesión.

Quería escribir algo sobre él y compartir su gesto de valentía al salvar la vida de Ascensión y el pequeño Daniel, hasta que hace unos días me llamó para darme una buena noticia.

Os invito a que disfrutéis de este momento con el vídeo:

Tras la pérdida de su marido Daniel, Ascensión se aferra a la fuerza y a la salud de su hijo para seguir mirando al futuro porque ahora él es el motor de esta familia.

Antonio, por su parte, detesta la palabra “héroe” y asegura que el pequeño ilumina todas sus reuniones y que volvería a hacer lo que hizo sin pensárselo

Entre las felicitaciones del Cuerpo Nacional de Policía y la admiración de quienes lo rodeamos, todos conteníamos la emoción y en algún momento intentamos ponernos en la piel de Tenza, quien se emociona al reconocer que ocho meses después, el mayor mérito es la imagen que refleja la que es ahora su nueva y completa familia.

3 Comentarios
  • JOANA
    Publicado a las 22:35h, 15 octubre Responder

    Gracias por hacernos llegar la historia de Antonio y Ascensión.Te cuenta emocionado lo que ocurrió,te emocionas tú al escucharlo,y nos emocionamos los que te leemos.Eres muy grande,Maria José.

  • Diego
    Publicado a las 23:02h, 15 octubre Responder

    Es el reportaje más bonito y estremecedor q he visto en muchos años..
    Sigue asii..Eres única
    Bss

  • Isabel
    Publicado a las 23:25h, 15 octubre Responder

    Los verdaderos héroes no llevan corazas, ni vuelan o trepan por edificios.
    Los verdaderos héroes son aquellos que se dan sin más. Aquellos que sin ni siquiera saber tu nombre te aman antes de conocerte. Aquellos que su generosidad genera lazos indestructibles cómo los de Ascensión su hijo y Antonio . Aquellos Maria José como Tú que nos enseñais el lado bueno de la gente , que buscáis contar la realidad desnuda de la vida con sensibilidad y nos acercais a la valentía, la lucha y la superación con la sencillez de la vida misma.
    Gracias por relatar el otro lado y hacernos ver las cosas que valen la pena.

Deja un comentario